Entrenamiento Funcional

El entrenamiento funcional promueve el movimiento como la base de su planteamiento. Estamos diseñados para ello y con este tipo de trabajo se trata de volver a los orígenes, recuperando capacidades que con la vida moderna y sedentaria se van perdiendo. Capacidades como la coordinación, la agilidad, equilibrio, el trabajo multiplanar o los cambios del centro de masas.

Es un entrenamiento para la vida real, ya que se trabajan gestos motores y movimientos que realizamos a diario. Es un entrenamiento distinto al que se realiza actualmente en los centros deportivos y sus posibilidades son tantas como la imaginación te permita. Desde entrenamientos con autocargas, hasta la utilización de materiales como bandas elásticas, gomas, plataformas inestables o balones medicinales.

Además permite ajustar el trabajo a cada persona, ya que se basa en la progresión de los diferentes ejercicios, lo que supone facilitar o dificultar cada movimiento según las capacidades del entrenado, por lo que es un entrenamiento que puede realizar cualquier tipo persona, desde un iniciado en la práctica deportiva hasta el deportista de más alto nivel. A través de las progresiones se busca el control del cuerpo, porque sabiendo qué es lo que quieres trabajar, cualquier camino es válido y el entrenamiento funcional te ofrece la posibilidad de encontrarte a ti mismo. Descubre tu potencial, conociéndote mejor.

El entrenamiento funcional es intenso, divertido y en poco tiempo produce adaptaciones físicas que consiguen recuperar esas capacidades que desde siempre hemos tenido, las potencia y las desarrolla para alcanzar el objetivo que cada uno tenga.

¿Cuál es tu objetivo? ¿Cómo sabrás que has llegado a él? ¿Qué es importante para ti?

Porque buscas algo más, descubre el entrenamiento funcional.

Escribir comentario

Comentarios: 0