Pretemporada día 2

Entrenamiento día 2 (martes 5 de agosto):

 

   Segundo día de entrenamiento y las sensaciones han vuelto a ser muy buenas. Sigo muy motivado y contento por volver a entrenar y embarcarme en esta aventura de compartir mis trabajos, mis impresiones y mis emociones.


   Hoy las agujetas del trabajo de ayer se han hecho más intensas, sobre todo en la zona de los gemelos y en el basto interno del cuadriceps. Sin embargo, la carrera por la arena de la playa es una gran opción ya que la pisada es más natural. La arena amortigua el impacto en las articulaciones y minimiza los riesgos. Además previene lesiones de tobillos y rodillas y potencia la musculatura del tren inferior, tanto en su parte anterior (cuadriceps y tibial anterior) como en su parte posterior (gemelos, isquiotibiales y glúteo, que trabaja de una forma más intensa ya que la impulsión para la extensión de cadera tiene que superar la oposición de la arena).

 

   El trabajo del día de hoy ha sido sobre todo propioceptivo, es decir, ejercicios de fácil ejecución y complejos en cuanto a las conexiones neuromusculares, que enseñan a nuestro sistema a posicionarse en el espacio y en el tiempo, haciendo más consciente el movimiento, pensándolo y ejecutándolo para potenciar esas capacidades. Además, se añaden trabajos de equilibrio y corrección postural. Es un trabajo fundamental en la prevención de lesiones y en el desarrollo de capacidades motoras que produzcan un sistema más efectivo y que generen respuestas más ágiles y precisas ante estímulos externos.

 

   Este tipo de entrenamientos suelen planificarse en las semanas de descarga de trabajo o en momentos de inicio de temporada, ya que la carga utilizada es muy baja (incluso, como hoy, con autocargas) y en las que el objetivo es basicamente volver a conectar la mente con el cuerpo, los músculos con las neuronas motoras que producen esas conexiones fundamentales para la precisión en trabajos más complejos en cuanto a intensidad o cargas.

 

   Mis sensaciones son de concentración máxima en la ejecución del movimiento y en sentir el movimiento del cuerpo, sabiendo qué y por qué se mueve en cada momento. El cerebro manda las órdenes para que los músculos las ejecuten. Es en este tipo de entrenamientos cuando el aprendizaje es mayor, puesto que al entrenar esas conexiones los estímulos que se reciben generan una adaptación a todos los niveles, tanto internos (neurología y concentración) como externos (ganancia de tonifidad de los músculos).

 

   También he combinado ejercicios más intensos y globales para seguir trabajando la adaptación general.

 

Resumen del entrenamiento:

Calentamiento:

   · Movilización articular.

   · 500 metros de carrera suave al 60%.

Entrenamiento del día:

   · Primera parte:

     5 Series a completar en el menor tiempo posible de la combinación de ejercicios, cada una de esas series comprende los 10 sit ups (abdominales separando la espalda del suelo redondeando la columna al subir y tocar con las manos a los lados de las piernas), 20 zancadas (lounges) delanteras, 10 flexiones y 50 metros de carrera.

   · Segunda parte:

    Ejercicios de equilibrio y propiocepción. Alcances con las manos a una referencia en el suelo a una pierna. Alcances con las piernas manteniendo una en alto. Equilibrio a una pierna con los ojos cerrados. Extensión de cadera con los brazos a lo largo de la cabeza, a una pierna y media sentadilla. Extensión de cadera partiendo de una posición de remo con los brazos a lo largo de la cabeza.

   · Tercera parte:

     500 metros nadando en la piscina a diferentes estilos.

Vuelta a la calma:

 · Andar dentro del agua en un vaso de 60 centímetros de profundidad.

   · Estiramientos.

 

¡Mañana, el tercer día!

¿Me acompañas?

Escribir comentario

Comentarios: 0